por Crisitna Harari

Noche de esfinges

Este libro lo disfruté muchísimo. Es el reencuentro entre dos personajes que comparten una memoria pasada común.

Me recuerda un poco a Todos los fuegos del fuego de Julio Cortazar donde dos historias suceden en el mismo lugar aunque en distintos tiempos; pero en este cuento se maneja una intersección de los dos tiempos que resultan en una confusión interesante.

La mujer del presente se llama Isabel y la correspondiente del pasado, Livia. Me encanta el contraste entre la aprensiva e introvertida Isabel y la libre y juguetona Livia.

El hombre del presente se llama Luca y el correspondiente del pasado se llama Flavio. Con él sentí menos el contraste, pero igual me gustó el “par”.

Un elemento en particular que gocé mucho fue el hecho de que los personajes modernos están en Italia, país donde existe su memoria compartida, pero ninguno es de ahí. Ese pasado remoto los jala y los sigue.

Y sumado a esto están los recuerdos de la niñez de Isabel intercalados. Está bueno el libro. Se los recomiendo.