por Mayra Montero

Son de almendra

Es una novela interesante que se lleva acabo a finales de los cincuentas en Cuba. Mayra Montero toma algunos datos historicos y con ellos crea toda una fantasía estilo El Padrino.

Todo comienza con el asesinato del cruel y muy real mafioso Umberto Anastasia en Nueva York. Un periodista joven e inexperto llamado Joaquín Porrata descubre la conexión de esa muerte lejana con el crimen organizado en Habana, y claro, en el proceso le pasa de todo.

Montero descibe un mundo emocionante de matones, casinos, cirqueros, enredos amorosos y reporteros. ¡Bueno, hasta incluyó un leproso! Me gusta que desde el principio hay algo extraño o peligroso o raro, no nos hace esperar.

El personaje principal, Joaquín Porrata, de hecho me cayó medio mal, pero es buen personaje para el cuento. Y el personaje de Yolanda, la manca de la que se enamora Joaquín, es rarísimo y fascinante.